MEJORA TU BAILE DURANTE ESTAS FIESTAS

diciembre 28, 2017




¿Qué tal te están sentando estas Fiestas Navideñas?

Posiblemente habrás observado que en estas fechas de paréntesis en tu rutina diaria hay también un parón considerable de tu tiempo e intensidad de trabajo físico. Se paran las clases de baile, seguramente pasas más tiempo sentada-o, comes más abundantemente y bajas la guardia en cuanto a las calorías que ingieres.

Pero traaaaaanqui! Eso no es nada malo ni tiene por qué ser motivo de preocupación sino más bien de ocupación. La idea es ocuparse de contrarrestar estos pequeños excesos con un poco de "sentido común" y, por qué no, de tolerancia contigo misma-o, siendo consciente de que "permitirte de vez en cuando un capricho no te va a convertir en caprichosa-o".

¿Por qué digo esto?. Pues porque sé de primera mano que no es fácil lidiar con este sentimiento de "remordimiento". Parece que vas a ir hacia atrás con todo lo que has conseguido durante estos meses de trabajo. ..¿Es así?. ¿Te sientes arrepentida-o?.

La BUENA NOTÍCIA es que estos días de descanso están muy lejos de ser días perdidos.  Según han demostrado estudios científicos, el cuerpo aprovecha estos períodos para asimilar el trabajo hecho y todo lo aprendido, repararse, regenerarse, interiorizar rutinas y movimientos para dar así los frutos que estamos esperando.

¿No te ha pasado que te has acostado una noche con un problema que parecía casi imposible de resolver y te has despertado con la solución?. Pues esto es fruto del descanso y cómo éste actúa sobre nuestro cerebro y nuestro cuerpo.

El hecho de estar en fase de descanso y de relajación hace que al volver a tu actividad rutinaria, ésta la retomes con muchas más ganas y energía, lo que hará que tu rendimiento sea mayor y que quizás sientas que muchas de las cosas practicadas anteriormente las hayas asimilado y las ejecutes muchísimo mejor (como si por arte de magia hubieses aprendido aquello que hace unas semanas atrás te resultaba inalcanzable). Este es unos de los factores que hay que tener en cuenta en lo que llamamos "El entrenamiento Invisible" (fenómeno del que hablaré en posts posteriores y en el que se ven involucrados también otros factores).

Además, ten en cuenta estos pequeños tips que te ayudarán a disfrutar de estos días sin sufrir las consecuencias de los excesos:

-Mueve un poco tu cuerpo en cuanto tengas ocasión: no pases demasiado tiempo sentado y da pequeños paseos a poder ser al aire libre. Si además tienes tiempo y ganas para hacer un poco de ejercicio, mucho mejor!.

-Come con moderación: reconoce el momento en el que tu cuerpo tiene suficiente. Permitirse caprichos es bueno pero no significa que tenga que comer como si no hubiese un mañana.

-Mastica bien para asimilar mejor y conseguirás que la sensación de saciedad llegue al cerebro. Si comes muy deprisa, cuando te das cuenta de que estás saciado ya es demasiado tarde y has comido más de la cuenta.

-Distingue entre los alimentos que ingieres y evita abusar de los azúcares y las grasas.

Y por último:

Disfruta de tu familia, de tus amigos, de tu tiempo libre... No hay nada más gratificante y reparador que ser consciente del "momento", de tener la suerte de contar con gente que nos quiere, de poder "celebrar", de parar por unos días el stress en nuestras vidas y sentarnos alrededor de una mesa para brindar y felicitarnos por un año más de VIDA.

Feliz Año Nuevo y felices 2018 motivos para SEGUIR BAILANDO!!!

María Seoane


You Might Also Like

0 comentarios

¡Muchas gracias por tu comentario!
Será publicado en breve, cuando obtenga aprobación por parte del moderador.