14/7/13

El Tango: Una pasión hecha vida y lista para compartir.

Él es un apasionado que ha hecho del Tango su vida. Vicenç Arranz, barcelonés que un día, entre baile y baile, descubre por casualidad esta danza. En un primer momento otra disciplina más en su vasta formación que comienza como hobby,  pero sin darse cuenta lo que comienza como juego va calando hasta convertirse en el motor de su vida, la pasión a la que, sin saberlo, se iba a dedicar en cuerpo y alma hasta el día de hoy.
Él mismo nos explica un poco más su historia de amor con el Tango.


Vicenç: Hay un punto de inflexión en el que esta danza comienza a tomar relevancia en mi vida y corría por entonces el año 2000. Éste iba a ser mi primer viaje a Buenos Aires y...mi primera decepción. Difícil encontrar lo que buscaba en una ciudad desconocida para mí y sin apenas contactos a los que recurrir.
Pero volví con ganas de más; esa decepción más allá de paralizarme me dio un objetivo por el que continuar luchando y bailando.

El año 2002 volví a viajar; esta vez libreta en mano con recomendaciones de lugares y personas a las que visitar.
Mi primera milonga fue "La Marshall", una milonga diferente, un tanto particular por la normalidad con la que se baila indistintamente hombres con mujeres, hombres con hombres y mujeres con mujeres. Todo está permitido en "La Marshall". Esta primera noche fue fantástica. Allí conocí a personajes que más adelante marcarían mi trayectoria tanguera: Claude Murga o Claudio González entre otros.
En un mes ya estaba imbuido en el mundo tanguero; lunes: "Canning", martes: "El Beso", miércoles "La Marshall", jueves "Niño Bien", "Porteño y Bailarín", "Grisel", "Sunderland", "Almagro",...Era agotador, no lograba abarcar todo lo que la ciudad me ofrecía y crecía en mí el hambre de Tango.

El 2005, mi 3r viaje a Buenos Aires, fue la explosión y el momento clave en mi carrera; mi primer contacto con una serie de grandes profesionales que marcan mi trayectoria e influyen en mi técnica y mis conocimientos de esta danza. Claudio González y Melina Bruffman, Gustavo Naveira y Giselle Ann, Julio Balmaceda y Corina del Río, Alejandra Martinan, desde entonces y hasta el día de hoy son fuertes referentes para mí.

He continuado viajando a esta ciudad que tanto admiro y respeto y he conocido a muchos profesionales de los que he podido aprender y compartir. El camino del aprendizaje es duro y requiere sacrificio y mucho trabajo, pero es apasionante y una experiencia de vida que me llena y que quiero compartir con todas aquellas personas que tengáis ansias por aprender y entender, por disfrutar, por respirar tango.

Hace poco me volví a reencontrar con dos grandes amigos y profesionales con los que he compartido trabajo y mucho baile: Cote y María. El destino nos ha unido para colaborar juntos este verano que promete ser muy caluroso y provechoso!. Vamos a ofrecer juntos un intensivo de clases de baile que estamos seguros vais a disfrutar y a recordar por mucho tiempo.

Curso intensivo y sesiones de baile de salsa, ritmos latinos y tango argentino.

¿Os animáis a probar?.

¡Nosotros estamos impacientes por compartir nuestra experiencia con todos vosotros!

Vicenç Arranz.