Mis primeras puntas de ballet.

abril 08, 2013


Para la mayoría de las bailarinas, ponerse su primer par de puntas es un sueño hecho realidad. Pero ese sueño de princesas y color de rosa suele durar poco: el duro trabajo y el sacrificio que comporta el ballet clásico y en concreto el bailar sobre unas zapatillas de punta hace que tengamos que dejar de soñar y ponernos a trabajar. Horas de entrenamientos, fatiga, dolor, mucha constancia y paciencia es un precio elevado que hay que pagar para conseguir "subirse" a unas zapatillas de punta y bailar sobre ellas.

¿A qué edad comenzar?
Se recomienda no comenzar antes de los 11-12 años por motivos de desarrollo óseo. Los huesos deben estar ya formados: sólidos y firmes para evitar patologías y malformaciones durante el desarrollo de la futura bailarina.
Pero hay otros factores que van a condicionar este momento: Es el maestro quien ha de valorar si es o no el momento de iniciarte en las puntas: el tiempo que llevas bailando, tu técnica, tu fuerza, tu control muscular, equilibrio, ...en fin, tu preparación y tus condiciones físicas junto con su edad serán los factores que él-ella (maestro-a) van a tener en cuenta antes de permitirte el uso de las puntas.

¿Cómo escoger una zapatilla de punta?
En el mercado existen muchos fabricantes y cada uno de ellos dispone de muchos modelos diferentes; eso puede despistarte un poco si vas a probarse unas puntas por primera vez. Seguramente vas a necesitar la ayuda de tu profesor o alguien experto que te aconseje y te ayude en esta decisión.
Las zapatillas se diferencian unas de otras por su forma, su resistencia o su rigidez, por eso es muy importante conocer la forma de tu pie y tener claro qué forma de punta puede adaptarse a él.
"La caja", como bien indica su nombre, es toda la parte rígida delantera que contiene los dedos y los metatarsos. Tiene formas diferentes y está construida a base de papel, tela y colas. 
La parte superior de la caja se llama "pala" y varía en longitud, anchura y forma de acabado (en U ó en V). La pala debe cubrir toda la longitud de los dedos de los pies y un poco más. 
La "plataforma" es la zona plana en la punta de la zapatilla donde te pones de pie sobre la punta. Ésta puede ser más amplia (mayor zona de soporte y por lo tanto, mayor facilidad de estabilizarse) o más reducida.
La "suela": 
-Exterior o la que apoya en el suelo, hecha en cuero.
-Interior o shank, que es la que le da la rigidez y dureza a la zapatilla.  Te ayuda a mantenerte en punta y puede ser más o menos reforzada dependiendo de tus necesidades. Si tienes mucha fuerza en los pies y rompes la suela muy rápidamente, entonces tendrás que buscar una zapatilla muy dura (strong). En el caso que ahora nos ocupa, o sea, si eres novel y te estás iniciando en las puntas, lo más común será que busques una zapatilla más blanda o de dureza media (esto puede variar según tu fuerza en el pie, y es importante que lo consultes con tu profesor-a o con una persona entendida en el tema).

Al probarte las zapatillas hay una serie de pasos que has de seguir:
-Ponte la zapatilla y, tal y como ya hemos comentado, comprueba que te va ajustada pero que tienes espacio suficiente para estirar los dedos de los pies y que no se monten unos encima de los otros. Nunca una zapatilla de punta es "cómoda", pero dentro de esa "incomodidad" has de aprender a distinguir una punta adecuada a tu pie o incompatible con él.
-Ponte de pie en 6ª posición (pies paralelos) y haz un demiplié. El pie ha de ocupar todo el largo de la zapatilla y el dedo gordo ha de tocar delante estirado, pero sin doblarse.
-Repite la operación haciendo una 1ª posición y una 2ª posición. Haz demiplié y fíjate cómo tienes los dedos dentro de la caja.
-FInalmente súbete a la punta y fíjate cómo sientes tu pie dentro. Si todo va bien lo sentirás bien ajustado y acoplado a la zapatilla y podrás agarrar un pellizquito de tela detrás del talón cuando estés subida.

A pesar de todo, te recomendamos que pidas consejo a tu profesor-a o bien al personal especializado para que te ayuden en tu elección. Unas zapatillas de punta, a pesar de su aspecto delicado y dulce, son peligrosas y pueden causarte lesiones en el caso de que su uso no sea el correcto.
Haz una buena elección y un buen uso de ellas.

Y ahora,...a por tus puntas y a bailar!

doyoubailas?

You Might Also Like

0 comentarios

¡Muchas gracias por tu comentario!
Será publicado en breve, cuando obtenga aprobación por parte del moderador.